José Consuegra, presidente de la segunda cooperativa de aceite de España durante 30 años, niega su responsabilidad en la quiebra que afecta a más de 2.500 inversores tras su salida de la compañía. Aunque algunos socios de Unioliva afirman que Consuegra llegó a colocar a familiares dentro de la empresa, éste afirma no ser ni el responsable del agujero de la almazara, pues la gestión no la realizó por sí mismo. Según sus propias palabras, recogidas por la prensa, ” Si en el consejo rector hubiera habido alguna disconformidad con mi gestión o con las inversiones que se realizaban, nunca se puso de manifiesto, tal y como demuestran las actas de los consejos firmadas por todos”.